miércoles, 1 de abril de 2020

Bizcocho cuatro cuartos húmedo de naranja con semillas de amapola




También se puede hacer con limón si no tenéis naranja.

Ingredientes:
- 50 gr de leche
- 3 huevos grandes
- 184 de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 cdta de vainilla - 150 gr de azúcar - pizca de sal
- 150 gr de harina
- 1 cdta de levadura química - la ralladura de 1 naranja - 3 cucharadas de semillas de amapola
Sirope:
- El zumo de una naranja
- 75 gr de azúcar

Preparación:

Batimos la mantequilla con el azúcar a velocidad alta hasta que se ponga amarillo pálido, agregamos los huevos de uno en uno.
Mezclamos leche y zumo de naranja y ponemos aparte. Mezclamos harina, sal y levadura química y también lo dejamos aparte.
Bajamos la velocidad de la batidora.
A la mezcla de la mantequilla vamos agregando de forma alternada harina y mezcla de leche y zumo.
Al final añadimos las semillas de amapola, la ralladura de naranja y la vainilla.


Horneamos a 175 grados centígrados con aire hasta que al insertar un palillo salga limpio.
Mientras se hornea el bizcocho, mezclamos el zumo de naranja y el azúcar y ponemos al fuego hasta disolver. Dejamos enfriar el sirope.
Al sacar el bizcocho caliente del horno, pinchamos generosamente con un palito y pintamos con el sirope. Dejamos reposar hasta que enfríe completamente antes de comer.




Un saludo y gracias por leerme.

Rumiana

viernes, 13 de marzo de 2020

Curry suave de calabaza

Publico esta entrada en plena crisis de Corona Virus,  porque se supone que debemos tratar de desviar nuestra atención un poco y no volvernos paranoicos con las noticias.

Es una receta de cocina de la India, en casa nos ha encantado.



Tenía muchísimas ganas de hacer este curry desde hace tiempo, pero siempre nos terminábamos comiendo la calabaza de otra forma. Hasta que hoy llegó el momento.

Eso si, tenéis que abrir la mente y dejar de asociar la calabaza con un puré o un postre y entender que en este caso se convierte en un plato o acompañante salado.

Vamos allá

Ingredientes

400 gr  de Calabaza cortada en dados de 1cm.
media cebolla blanca picada
1 diente de ajo machacado
1 cdta de semillas de mostaza,
1  cdta de comino molido
1/2 cdta de buen curry en polvo
1 cdta de gengibre en polvo o fresco
AOVE para sofreir
sal



Preparación

Calentar el aceite, sofreir el comino, la cebolla y el ajo, añadir la calabaza y los demás ingredientes junto con un poco de agua, tapar y dejar cocinando a fuego medio, revolviendo de vez en cuando.
En lo que se consuma el agua y la calabaza se haya ablandado, ya está listo. No tiene que estar muy hecha porque si no se deshace.

Puede acompañarse con pan naan, con arroz basmati o alguna carne especiada.

Espero que os guste, gracias por leerme y juntemos por favor nuestras manos virtualmente para que todo esto del Corona Virus, termine muy pronto.

Rumiana

viernes, 24 de enero de 2020

Cómo preparar quinoa como un experto.

Según la Wikipedia, la quinoa o quinua, es un pseudocereal que se cultiva principalmente en la zona de Los Andes, técnicamente se trata de una semilla, pero se conoce y se clasifica como un grano integral.


Imagen tomada de Google


Es el único alimento de origen vegetal que provee todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas, equiparándose su calidad proteica a la de la leche.​ Sus granos son altamente nutritivos, superando en valor biológico, calidad nutricional y funcional a los cereales tradicionales, tales como el trigo, el maíz, el arroz y la avena.

Básicamente en el supermercado podemos conseguir 3 tipos: La blanca, que es la más común y más barata, la roja, que es más cara y tiene un sabor como a canela y avellanas tostadas  y finalmente la quinoa negra, que tiene un sabor más intenso que la blanca, pero menos dulzón que la roja.
Los granos de la roja y la negra suelen ser más fuertes y duros que la blanca. 



La verdad que todas están muy ricas, pero confieso que siento predilección por la quinoa roja, es la que más comemos en casa por su sabor de avellanas tostadas.
La quinoa puede conseguirse además en diferentes presentaciones: perlada, en hojuelas y en harina. Ya que no tiene gluten, esta harina puede utilizarse para hacer bizcochos, galletas y cualquier bollería sin gluten, 

Vale os explico como hacer la quinoa básica y luego con ella podéis hacer lo que mejor os parezca. Para entender mejor, imaginaos que vamos a hacer un arroz sin nada y luego ese arroz lo podéis utilizar para saltear con verduras, hacer hamburguesitas, colo con aove y salsa de soja, mezclar en una ensalada templada, etc.

Vale, esta es la quinoa que yo utilizo en casa, es orgánica y absolutamente deliciosa. Es  preferible comprar estas cosas en tiendas especializadas y/ herbolarios, porque la calidad de la quinoa repercute muchísimo en su sabor final, vamos como todo en la cocina.




Primero tenemos que lavarla, puede ser en un colador fino y directamente bajo el chorro de agua o en un bowl e ir cambiando el agua. Esto se hace para eliminar la saponina, una sustancia que recubre los granos y da un sabor un poco amargo, Al lavarla podéis ver que se forma una especia de espuma jabonosa, pues hay que lavar hasta que desaparezca.

Una vez lavada se coloca en una olla de fondo grueso y se agrega el doble de agua que de quinoa. 
Se pone al fuego y se cuece hasta que los granos se abren y se absorba toda el agua. 
Luego hay que tapar y dejar reposar unos diez minutos.

Finalmente la destapamos y movemos un poco con un tenedor para asegurarnos de que no ha quedado agua... así es como debe quedar. 





Pues ya está. ya la tenéis lista, ahora a disfrutar.
Nosotros solemos comerla sola con aove y salsa de soja o la salteamos vegetales varios y agregamos un par de cucharadas de quinoa.



Podéis guardarla en un tupper en la nevera por unos 4 días e irla utilizando poco a poco.

Cualquier duda, ya sabéis donde estoy.

Gracias por leerme.

Rumiana

domingo, 5 de enero de 2020

Mi receta de Roscón de Reyes

Bueno,

pues aquí os dejo mi receta de Roscón de Reyes, hay muchas, muchísimas en Internet, pero claro uno se termina quedando con una para siempre, porque en casa se acostumbran a ella, porque me la conozco de memoria y simplemente ese es nuestro Roscón de Reyes en casa.



Obviamente no me la he inventado, he cogido una de las recetas que mas me gusta y he comenzado a cambiarle cosas y claro poco a poco ha surgido esta receta que no cambio por nada del mundo.

Tomad en cuenta, que esta es una receta pura, es decir, sin impulsores, ni anti aglutinantes, ni aditivos de ningún tipo, el secreto es utilizar ingredientes de excelente calidad y tener cuidado de seguir correctamente todo el proceso.

El Roscón de Reyes, no es un bollo fácil de hacer, pero si se siguen los pasos, el éxito está asegurado.



Ingredientes para un roscón grande de 1 kg

Pre - fermento:


70 gr de leche entera
15 gr de levadura fresca
1 cucharadita de azúcar
90 gr de harina de fuerza

Para la masa:

 60 gr de leche entera
180 gr de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos medianos
20 gr de levadura fresca de panadería
25 gr de agua de azahar
450 gr de harina de fuerza
1 pellizco de sal
125 gr de azúcar glass
la piel de medio limón
la piel de media naranja
20 gr de miel

Decoración:

Fruta abrillantada
azúcar perlada o azúcar normal
Almendra laminada


Preparación


De ser posible, la noche anterior o unas horas antes de hacer el roscón, mezclar las ralladuras de naranja y limón con el azúcar glass. Tapar y dejar infusionar.

Mezclar los ingredientes del pre fermento y dejar que doble su volumen en un sitio cerrado y calentito, puede ser dentro del horno apagado.

Poner la harina en un bowl, junto con la sal, mezclar la leche templada con la levadura y la miel.
Añadir a la harina la mezcla de levadura y leche, los huevos, el azúcar infusionada, el agua de azahar, el pre - fermento y mezclar, dejar reposar todo una vez mezclado, sin amasar unos 10 min, en este punto parece una masa más bien muy suave.



Una vez reposada, comenzar a amasar añadiendo de poco a poco la mantequilla en pomada. Si estamos amasando a mano, paciencia ... tomará forma. Si estamos amasando en la Kitchen Aid u otro robot de cocina, es más fácil, porque solo hay que estar pendiente de poner la mantequilla.

Seguir amasando hasta que se acabe la mantequilla.  Si aun sigue un poco pegajoso, se puede añadir un mínimo más de harina (no más de 20 gr), de todos modos la masa es muy muy suave.
Poner en un bowl, tapar y dejar que doble el volumen.

Yo lo pongo en el horno cerrado y tapado con papel film y un paño.

Una vez levada la masa, untar la mesa de trabajo con aceite vegetal y también nuestras manos, sacar del bowl y amasar con suavidad para sacar el aire.
Separar la masa en dos para hacer dos roscones y formar una bola con cada trozo.

Abrir un hueco en el medio e ir separando con suavidad, hasta obtener en tamaño que queramos.

Nuevamente tapar con papel film y un paño suave y poner en el horno apagado, abajo de las bandejas yo pongo un cuenco con agua muy caliente. nuevamente hay que esperar a que doble el volumen.

Una vez que haya levado, pintar con huevo batido y decorar con fruta escarchada y azúcar perlada (se consigue en Alcampo).

Si no tenéis azúcar perlada, podéis coger azúcar normal y añadirle unas gotas de agua (unas gotas solo que si no se disuelve) y con esta azúcar decoráis los roscones.

Pues ahora al horno a 175 grados centrígrados con aire.



Para hacer la Nata montada

Por cada 200 ml de nata fría (35 % de materia grasa) poner 2 cucharadas de azúcar glass y montar con las varillas a velocidad alta. Cuando comience a hacer picos, ya está montada. 
Rellenar los roscones totalmente fríos.