miércoles, 26 de diciembre de 2018

Vanillekipferl o Galletas de Media Luna de Vainilla (Austria)

Vale pues hoy vengo con unas galletas austriacas. Las solía comer cuando era pequeña, pues las preparaba la esposa de mi Tío Abuelo, que en efecto era de Austria y además pastelera. En aquel momento por supuesto no era consciente del nombre de la receta ni de sus ingredientes, pero lo que si recuerdo perfectamente es su sabor y la forma de la galleta.


En base a mis recuerdos y muchos años más tarde, encontré la receta en Internet y desde entonces es un imprescindible en casa en la época navideña.



Os dejo la receta y espero que os guste tanto como a nosotros.

Vanillekipferl 


Ingredientes


180 gr de harina de trigo
75 gr de almendras molidas
25 gr de avellanas molidas
70 gr de azúcar blanca
200 gr de mantequilla en pomada
1 huevo + 1 yema

Extra:

100 gr de azúcar glass avainillada (para hacerla podéis coger una vaina de vainilla y dejarla en el bote de azúcar glass unos días antes de hacer la receta.

Preparación:


Formamos una masa con todos los ingredientes. Primero batimos la mantequilla con el azúcar, agregamos el huevo y la yema y luego los ingredientes secos. Refrigeramos unas 2 horas.
Sacamos de la nevera y con nuestra manos hacemos palitos y luego los curvamos un poco para hacer pequeñas lunas.  Disponemos en una bandeja con papel de horno y refrigeramos justo hasta el momento de hornear.

Horneamos las galletas a 175 grados centígrados hasta que comiencen a ponerse ligeramente tostadas.


Las sacamos del horno y mientras estén calientes las espolvoreamos con el azúcar glass avainillada para que se pegue bien de las galletas. Pasamos a una rejilla y dejamos enfriar completamente.





Espero que no falten en vuestras mesas y meriendas navideñas.



Felíz Navidad y gracias por leerme.

Rumiana

miércoles, 19 de diciembre de 2018

Tarta Pascualina o Tartaleta de Espinacas y Ricotta

Esta tarta salada de origen italiano puede rellenarse con variedad de ingredientes, pero la versión más popular es con espinacas o acelgas.

Os dejo mi receta, la base puede utilizarse incluso para dulces, si no le añadimos la sal, pues queda con un sabor a mantequilla maravilloso.




Tarta Pascualina de espinacas y ricotta

Ingredientes masa:

1 y 1/4 de tazas de harina de trigo
90 gr de mantequilla fría troceada
1 yema de huevo
pizca de sal
agua helada cantidad necesaria

Ingredientes relleno

1/2 cebolla
1 diente de ajo
500 gr de espinaca cruda
250 gr de queso ricotta o requeson
1/2 taza de queso parmesano rallado
2 huevos enteros M
1/2 taza de nata 35 %
AOVE
Sal
Pimienta negra
Nuez moscada

Preparación Masa


En un robot de cocina ponemos toda la harina, la sal y la mantequilla cortada en cubitos, ponemos  el escudo a velocidad baja o hasta que quede la mezcla como una especie de arena. También lo podemos hacer con un tenedor y mucha paciencia. Hay que evitar tocar con la mano pues enseguida la mantequilla, comenzará a derretirse o ablandarse.

Una vez logrado el arenado, agregamos la yema de huevo fría y el agua a cucharadas hasta lograr una masa firme, amasar lo mínimo para no activar el gluten, queremos una masa crujiente. Dejar reposar en la nevera 1/2 hora.

Estirar la masa hasta 1/2 cm de grosor  con un rodillo y forrar con ella un molde para tartaletas. Tratar de tocar lo mínimo la masa, si se pone muy suave, meter en la nevera unos minutos.

Una vez en el molde, pinchar generosamente con un tenedor para que no se formen pompas en el horneado.




SUPER TRUCO: Una vez forrado el molde o los moldes, disponer sobre la masa un papel film apto para horno. Este papel lo suelen vender en tiendas especializadas de pastelería y cocina, pero para no tener que ir a una, podéis utilizar las bolsas para hornear pollo, os dejo foto. La abrís en dos y la ponéis sobre la masa




Luego tenéis que rellenar toda la tartaleta con arroz crudo (si con arroz) es solo para el horneado. El arroz nos va a ayudar a que la masa mantenga la forma perfecta durante el horneado. Luego este arroz ya no se puede utilizar para cocinar, así que lo podéis guardar en un bote para volver a utilizarlo en la siguiente pascualina.





Tiene que quedar así, lleno de arroz hasta arriba.




Metéis las tartaletas o tartaleta al horno y horneáis con aire arriba y abajo  a 175 grados centígrados unos 15 min  o cuando los bordes de la masa comiencen a cambiar levemente de color. En ese momento sacamos del horno y con mucho cuidado, retiramos el arroz y el papel film. Hay que hacerlo con cuidado juntando en el centro los extremos del papel film y levantando el arroz adentro de él. . Volvemos hornear 15 minutos más hasta que toda la masa quede de un color uniforme, ligeramente tostada. Todo este proceso se llama HORNEAR A BLANCO:

Preparación del Relleno.


Salteamos la cebolla y el ajo con un poco de aove, añadimos, sal, pimienta negra y nuez moscada al gusto, agregamos las espinacas y cocinamos 5 min, apartamos del fuego y dejamos enfriar puesto sobre un colador para la espinaca suelte toda el agua posible, apretamos un poco con una cuchara de vez en cuando.

Una vez fría la mezcla, añadimos los huevos, la nata, la ricotta y la mitad del queso, revolvemos bien, corregimos de pimienta negra y nuez moscada y rellenamos las tartaletas, cubrimos con el resto del queso. Horneamos hasta que cuaje y se dore.



Sacamos del horno y dejamos templar antes de cortar. Se puede comer fría o templada. Con ensalada o de entrante, está deliciosa. También se le pueden agregar nueces picadas o piñones en el relleno. 




Espero que os guste y gracias por leerme. 

Rumiana






miércoles, 5 de diciembre de 2018

Scones para desayuno o brunch

Scones 




Raciones: De esta receta salen unos 20 scones, dependiendo del tamaño del cortador que utilicemos



Ingredientes:

500 grs de harina de trigo
200 grs de mantequilla muy fría
2 cucharadas de levadura química o polvo Royal
100 grs de azúcar
1 pizca de sal
2 huevos
1/2 taza de leche fría
Un poco de huevo y queso parmesano rallado para antes de hornear.




Preparación:

Poner en un recipiente la harina y la mantequilla, trabajarla con un tenedor hasta lograr una apariencia de arena gruesa (si lo hacemos con un robot de cocina, hay que utilizar el escudo y la velocidad más baja).

Agregamos la levadura química, el azúcar, la sal y mezclar bien, añadir los huevos y la leche, mezclar hasta que se separe mezcla de las paredes del bowl. No debemos amasar demasiado para no activar el gluten, porque eso nos daría una masa más elástica.

Ponemos la masa sobre la mesa enharinada y  la aplastamos un poco con el rodillo de amasar hasta dejarla de una altura de 1 cm,  cortar con un molde redondo de galletas o un vaso  los scones y los ponemos en una placa de horno. Pintamos con un poco de huevo y espolvoreamos queso parmesano por arriba. Se hornean a 175 grados centígrados por unos 15 a 20 minutos. Calientes están de lujo.



Gracias por leerme.

Rumiana

lunes, 26 de noviembre de 2018

Bizcocho húmedo y muy suave de calabaza y especias

Este bizcocho es delicioso, totalmente otoñal, suave, húmedo y lleno de especias.
Os dejo un receta que tengo guardada desde hace tiempo pero que solo saco y hago con nuestras calabazas de la huerta, simplemente porque el sabor es inigualable. Si podéis hacerlo con calabazas bio, notaréis la diferencia.



Ingredientes:

400 gr de calabaza rallada
200 gr de azúcar moreno
150 gr de azúcar blanco
4 huevos M
330 gr de harina de espelta integral o harina de trigo integral
1  y 1/2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de nuez moscada
1 cucharadita de jengibre molido
1/2 cucharadita de sal.
300 gr de aceite vegetal (girasol)
1 taza de nueces troceadas u otro fruto seco
el zumo de medio limón





Preparación

Tamizamos la harina, el bicarbonato, las especias y  la sal. Reservamos.

Batimos los huevos y el azúcar hasta que doblen el volumen, agregamos el aceite hasta que emulsione la mezcla o se haga un crema suave. Agregamos la mezcla de harina y especias, alternando con la calabaza rallada, de último agregamos el zumo de limón y las nueces.

Horneamos en horno pre calentado a 175 grados centígrados con aire. Sale una tarta bastante grande, yo he utilizado un molde de 28 cm de diámetro. Si la queréis más pequeña, todo a la mitad.



Espero que os guste y gracias por leerme.

Rumiana




miércoles, 21 de noviembre de 2018

¿Cómo hacer Salsa Fuji para sushi?

Salsa Fuji,
si no la habéis probado, tenéis que hacerlo. Va fenomenal con los maki tempurizados y la tempura en general.

La verdad es que os estoy contando un secreto, porque es bastante difícil adivinar los ingredientes cuando pruebas la salsa y más si está sobre un maki,.




Pues bien ......... La Salsa Fuji es..............

Una mezcla en partes iguales de leche condensada y mostaza (de la más común....., si, si la de los perritos calientes, no vayáis a poner Dijon).



Pues ya está . Se mezclan y se pone un poco en cada rollito.

Probadla, es deliciosa y ya sabéis, que haya tempura cerca :)

Ya me contaréis.

Gracias por leerme.

Rumiana

domingo, 18 de noviembre de 2018

Pastel Húmedo de Chocolate y Almendras

Este es un Pastel de VICIO TOTAL, no tiene nada que ver con un brownie ni en sabor ni en textura, aunque se parezcan bastante, este pastel, es bajo en azúcar, con un fuerte  sabor a chocolate y una textura húmeda pero ligera al mismo tiempo... Cómo ?????? Sigue leyendo!

LA receta está sacada de un maravilloso libro de cocina francesa, escrito por Julia Child, titulado "El Arte de La Cocina Francesa"

Un libro increíble, sin fotos pero con muchos dibujos hechos a mano y lápiz, un concepto único en un mundo digital. El libro en sí, es muy interesante, porque además de recetas, al principio, Julia nos habla de su vida, de su historia y de cómo llegó a escribir este libro, nos habla de sus aventuras en Francia y de todo lo que aprendió y vivió estudiando en Le Cordón Bleu de los años 50 en París.
No sé como lo ha hecho, pero se puede tener perfectamente de libro de cabecera si te gustan los libros de cocina, además la forma en que están escritas y explicadas las recetas es muy interesante y detallada.

* Si queréis saber más sobre Julia Child, os recomiendo ver la película Julie y Julia.



Este pastel aparece en el Libro bajo el nombre de Reine de Saba, y es un pastel húmedo y suave, además con poca azúcar, lo que lo hace el candidato ideal para poner una salsa fría por arriba o una bola de helado, yo lo he servido solo acompañado con un par de fresas cotadas por la mirad, para hacer contraste y acompañar el sabor, pues como todos sabéis, fresas y chocolate combinan a la perfección.

Pastel Húmedo de Chocolate y Almendras

Ingredientes

- 115 gr de chocolate semidulce de buena calidad fundido con 2 cucharadas de café o ron.
- 115 gr de mantequilla ablandada
- 2/3 de taza de azúcar
- 3 yemas de huevo
- 3 claras de huevo
- 1 pizca de sal
- 1 cucharada de azúcar extra
- 1/3 de taza de almendra triturada
- extracto de almendra (yo no lo he puesto pues me resulta muy fuerte)
- 1/2 taza de harina de repostería rasa

Preparación.
Derretir el chocolate a baño maría (fuera del fuego). mezclar la mantequilla con el azúcar con ayuda de unas varillas hasta que se ponga amarillo claro. Añadir las yemas y mezclar bien. Añadir el chocolate derretido a la mezcla de mantequilla y mezclar bien. Añadir las almendras molidas, el extracto y la sal. Unir bien con una espátula de goma. Montar las claras con la cucharada extra de azúcar y unir a la mezcla anterior alternando con la harina en 2 o 3 veces. Siempre mezclar con una espátula y movimientos envolventes.

Pasar la mezcla a un molde enmantequillado y enharinado.
Hornear  unos 25 min a 175 gr centígrados NO MAS TIEMPO, pues se haría completamente y debe quedar con un toque húmedo.
Sacar del horno y dejar enfriar unos 10 minutos, luego desmoldar y enfriar completamente sobre una rejilla.

Queda maravilloso acompañado de Crema Inglesa bien fría y unos frutos rojos.

Gracias por leerme.

Rumiana


miércoles, 14 de noviembre de 2018

Bizcocho Increíblemente Delicioso de Harina de Maíz Sin Gluten

Un bizcocho diferente y delicioso.
No tenéis que ser celiacos para probar estas maravillas que nos ofrecen los diferentes ingredientes que tenemos en en mercado hoy en día.




En fin que aquí les dejo este bizcocho que mis hijos (que no son celiacos, pero lo prueban todo) prácticamente han devorado.  Espero os guste y cualquier duda, ya sabéis donde encontrarme.

INGREDIENTES 


1 yogur natural
1 medida de yogur de aceite de girasol u otro neutro de sabor
2 y 1/2  medidas de yogur de azúcar 
2 medidas de yogur de harina de maiz precocida "Doña Arepa" u otra sin gluten (la marca PAN contiene trazas)
1 medida de yogur de maicena 
4 huevos 
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de vainilla o ralladura de limón (según el gusto)

PREPARACIÓN 

Mezclar el bicarbonato con el yogurt y dejar que haga pompas.

Batir el azúcar con los huevos hasta doblar el volumen. Añadir el aceite y los saborizantes. Unir las dos "harinas"y luego agregar a la mezcla que quedará un poquito liquida, pero no os preocupéis, porque es así.

Hornear a 175º  durante 40 minutos aproximadamente.
La verdad es que aunque la consistencia es un tanto arenosa, el sabor es exquisito, vamos que está para devorarlo completo en una merienda. Hay gente que me dice que sabe a palomitas de maiz :).


Gracias por leerme.

Rumiana

martes, 13 de noviembre de 2018

Brownies

Así de simple, Brownies.
Un  dulce que, si está hecho como tiene que ser, puede despertar pasiones.
Os dejo mi receta. Seguidla al pié de la letra y tendréis un majar de Dioses.

Eso si, no os pongáis con polémicas de azúcar y grasa, si estáis decididos a comer brownie del bueno, hay que pagar el precio. Esto no se come todos los días, además de esta manera vais a saber que si un brownie está bueno es porque la receta es parecida a ésta y ya sabéis que son unas cuantas calorías. Eso, pues al lío.


















Ingredientes

300 gr de azúcar (lo sé, es un horror)
180 gr de chocolate negro (el de Postres de Nestle, va de fábula)
135 gr de mantequilla sin sal
3 huevos
135 gr de harina
un poco de vainilla
1/2 taza de nueces picadas groseramente

Preparación:

Juntamos la mantequilla con el chocolate y lo ponemos a derretir a fuego muy suave. Una vez templada la mezcla añadimos los huevos y batimos con las varillas a velocidad lenta o a mano. Añadimos el azúcar intentando que se disuelva un poco, lo que va a ser casi imposible dado el espesor de la mezcla, no os preocupéis, se derretirá en el horno. Ahora incorporamos la vainilla, la harina, y de último las nueces.

Vertemos en un molde cuadrado, forrado con papel de horno en la base y las paredes. Horneamos en horno precalentado a 175 grados Centígrados SOLO 20 MINUTOS. 
Esto es lo más importante de toda la receta. A los 20 minutos para afuera.
Lo dejáis enfriar y lo cortáis con un cuchillo bien afinado y mojado, si si, mojado, cada vez que hagáis un corte, limpias el cuchillo y lo mojáis de nuevo.

Que os guste y ya si os queréis echar unas cuantas calorías más encima, ponedle una bola de helado mientras está templado.

Gracias por leerme.
Rumiana

domingo, 11 de noviembre de 2018

Magdalenas o cómo algo tan simple en apariencia puede llegar a ser tan sublime.

Parecen simples magdalenas, pero morderlas transforma tu día.




Hacerlas, es rápido y sencillo y nunca más volverás a comprarlas industriales. La verdad que en casa no duran más de dos días, entre meriendas y desayunos, simplemente vuelan. Siempre hago la mitad con azúcar por arriba y la otra mitad con corazón de chocolate.
Os dejo mi receta de siempre. Da justo para 12 magdalenas, así que si queréis más cantidad, dobláis la receta y listo.

Al final de la receta os dejará las variaciones de sabor que podéis hacer.

Ingredientes:

170 gr  o 1 taza de azúcar blanca
2 huevos L (grandes)
125 ml o 1/2taza de aceite de girasol
125 ml o 1/2 taza de leche
220 gr o 1 y 1/2 tazas de harina de trigo
1 cucharadita de Levadura química
1 pizca de sal
1 cucharadita de canela
la ralladura y el zumo de 1 limón amarillo grande.
Azúcar extra para decorar

Preparación:

Juntar la canela, la sal, la harina y la levadura química y pasar 2 veces por un colador.

Batir con las varillas los huevos y el azúcar hasta blanquear y doblar el volumen. Añadir el aceite y seguir batiendo hasta que emulsione.

Aparte juntar la leche con el zumo de limón y la ralladura, revolver un poco hasta que se corte la leche. Añadir esta mezcla a la preparación de los huevos.
De último y a velocidad baja agregar la mezcla de la harina con la canela, etc. Revolver lo suficiente hasta integrar.

Distribuir en moldes de magdalenas con una cuchara dosificadora de helados (es un trucazo), dentro de los moldes poner cápsulas para magdalenas.

Espolvorear por arriba con azúcar blanca para que al hornear se haga una costra crujiente. Como ya os dije yo a la mitad del pongo un corazón de chocolate, es significa dejar caer un trozo de chocolate negro dentro de la magdalena y hundir un poco con el dedo.
Se hornean a 175 grados centígrados con aire, alrededor de unos 20 minutos.


Para guardarlas, lo mejor son las latas de galletas.

OTRAS OPCIONES.

Sin gluten: 
- Sustituir la harina por harina de maíz precocida, por harina de almendra (almendra molida), por harina de quinoa o por harina de plátano.
- También habría que sustituir la levadura química por bicarbonato de sodio.

Sin Lácteos:
- Sustituir la leche por bebida de avena o soja.

Con semillas de amapola: 
- Agregar al batido 1 cucharada de semillas de amapola

Sabores:
- De naranja: cambiamos la ralladura de limón por naranja y el zumo será de media naranja.
- Vainilla: quitamos la canela y el limón y añadimos 1 cucharadita de vainilla en polvo o en extracto
- De café: añadimos 1 cucharada de café instantáneo en el batido.
- De fresa: Añadimos 2 cucharadas grande de confitura de fresas.
- De cítricos: juntamos ralladuras de lima, limón y naranja y el zumo será unas dos cucharadas.



Espero que os queden ricas.
Gracias por leerme.

Rumiana

sábado, 10 de noviembre de 2018

Maguro Tataki

Hola a todos

hoy os enseñaré a hacer uno de nuestros platos favoritos en casa. Además de ligero y sencillo es delicioso y se hace en un pis pas. Es ideal para gente que está a régimen pues no tiene casi nada de calorías y además 0 hidratos de carbono. Se puede hacer también con salmón.
Acordaos de congelar el pescado por unas 48 horas a -20 grados centígrados para evitar el anisakis.



Espero os guste y lo hagáis en casa.

Maguro Tataki

Ingredientes;

-100 gr de lomo de atún rojo en una sola pieza
- un poco de ciboullete o cebollino
- 2 cdas de zumo de naranja
- 2 cdas de salsa de soja
- un poco de semillas de sésamo blanco tostadas.

Preparación (Paso a Paso)


Ponemos a hervir una olla con agua. Cuando rompa a hervir, sumergir el lomo de atún por máximo 15 segundos.





Sacar del agua y dejar enfriar. Solo ha cambiado de color por afuera, por dentro está crudo.

Mezclar el zumo de naranja o mandarina con la soja.




Cortar el atún transversal a la veta. Cortar el ciboullete por arriba.


Agregar la salsa y poner un poco de sésamo.


Otra opción es rebozar el lomo de atún en semillas de sésamo y pasarlo por la plancha sellando cada lado. También queda precioso y delicioso.



Y a disfrutar. No os arrepentiréis.

Gracias por leerme

Rumiana

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Cómo hacer Queso Fresco en Casa

Hola a todos,

os traigo la receta y el paso a paso del queso fresco que he estado publicando en mi perfil del Instagram @rumianacocina . La verdad que en lo personal, adoro las cosas hechas en casa, no hay nada como el sabor y la pureza de lo artesanal.




Sé que muchos me diréis que no tenéis tiempo, que no os da la vida para estar haciendo queso, etc, pero de verdad, haced el intento, tener o no el tiempo depende de vosotros, cuando se quiere se puede. Además es super fácil, divertido y sobre todo BONITO, porque es un proceso de transformación que ocurre en nuestra manos y el resultado es maravilloso. También vale decir que la primera vez tomará un poco más de tiempo, pero si os organizáis bien y una vez ya conociendo el proceso, es coser y cantar.

Vale vamos con los utensilios. Sin irnos a empresas especializadas, podemos pasar por un almacén chino y traernos a casa todo lo necesario por menos de 10 euros. Os enseño.



Básicamente necesitamos:
1.- Una bandeja de plástico para colocar los moldes adentro y que escurra el suero.
2.- Moldes con huequitos para los quesos (los dos moldes color crema de la foto son en realidad escurridores de cocina).
3.- Un chino o colador de tela, para escurrir la mayor parte del suero.
4.- Paños de algodón porosos también para escurrir el suero (estos pueden hacerse a mano comprando un trozo grande de tela y cortándolos en casa).




Los dos molde transparentes de la foto superior, son de alimentación y de plástico firme. Como no tenían huecos, se los hice yo misma calentando el tenedor que está en la base de la foto y abriendo los huecos. En 10 minutos estaban listos los dos moldes.

Vale, listos los utensilios, vamos con los ingredientes.

A ver, el queso básicamente es leche cuajada, de la que se ha escurrido el suero, si lo prensamos queda más duro y seco, si lo dejamos escurrir naturalmente queda más suave y húmedo. Agregarle sal, es cuestión de gustos (a nosotros nos gusta con poca sal pero hay gente que no le pone ni una pizca). Yo os lo explico y vosotros decidís. Para nuestro queso fresco trabajaremos con leche de vaca pasteurizada, NO la del tetrabrick, solo la que venden refrigerada, la del envase UHT NO sirve para hacer queso por los tratamientos que ha recibido.

Se puede también hacer queso con leche de cabra y de oveja, pero a menos de que viváis en un pueblo con ganado, en la ciudad es difícil conseguirla. A cualquier efecto, hoy trabajaremos con leche de vaca.

Si de todos modos alguien os trae leche fresca de vaca, primero tenéis que pasteurizarla, filtrándola muy bien y calentándola a 72 grados centígrados por unos 15 segundos (wikipedia) para evitar contaminación de cualquier tipo que pueda ser perjudicial para la salud.
.

Vale vamos con los ingredientes:

Necesitamos:

1.-  Leche fresca entera. Para 1//2 kg de queso hay que utilizar unos 4 a 5 litros de leche de vaca, si la leche es de oveja o cabra la proporción cambia ya que el contenido de grasa de la leche es diferente.
2.- Cuajo animal (se vende en farmacias).
3.- Yogurt natural. El yogurt se añade para restablecer los fermentos lácteos que se han eliminado en la pasteurización.

El termómetro también es indispensable, pero sin querer lo metí en esta foto en vez de la otra  ;) En IKEA venden unos estupendos.

Vale pues vamos al lío. 

Primer Paso: Coagulación
Calentamos la leche hasta 32 grados centigrados.



Añadimos el cuajo y 1 yogurt natural de 125 gramos. Se coloca una cucharada grande de yogurt por cada litro de leche. Como ya dije arriba el yogurt cumple la función de sumnistrar los fermentos lácteos que se han eliminado en la pasteurización. Dependiendo del cuajo que estéis utilizando cambiará un poco la cantidad que tendréis que utilizar, el mío pone en el bote que para 2 litros de leche se necesita 1 ml de cuajo. Así que para 5 litros de leche he utilizado 2,5 ml de cuajo.

Añadimos el yogurt.

Añadimos el cuajo.


Segundo: Tratamiento de la cuajada.

Revolvemos bien y dejamos reposar en un lugar templado (puede ser dentro del horno apagado) unas 2 horas hasta que la leche cuaje.

Así será la apariencia de la leche una vez cuajada. Al romper la superficie podrá apreciarse el suero perfectamente.



Tercero: Desuerado

Recordad que no vamos a obtener una cuajada muy muy dura pues estamos trabajando con leche de vaca que tiene 4 % de grasa. 


Pasamos la cuajada al paño de algodón colocado sobre un colador grueso, en una hora hará soltado bastante suero. Mirad la foto de abajo.



Cuarto: Moldeado


Una vez que haya soltado el grueso del suero (1 a 2 horas), lo vamos pasando con un cucharón al molde, podéis usar cualquiera de los dos que os mostré. En este punto ya la cuajada está más sólida y no se va a salir por los huequitos, solo lo hará el suero. Fijaos como va soltando suero en la bandeja, lo podéis vaciar de vez en cuando.

Recién colocada la cuajada en el molde.


El queso fresco tiene entre un 60 % y un 80% de humedad. A este queso NO le vamos a poner peso encima para que suelte más suero, solo el que suelta por si mismo, si le pusiésemos peso, se quedaría muy seco.

A las dos horas.

A las 6 horas.


A las 8 horas. Ya está listo para salar.

Desmoldado.


Así lo he sacado del molde. Si lo queréis dejar más tiempo es ya cosa de cada quien, pero con unas 8 horas queda algo firme y húmedo a la vez. Es cuestión de ir probando. Pero ya a partir de aquí se puede salar.

Quinto: Salado


Puede hacerse en salmuera o en seco. Nosotros lo haremos en salmuera. Por cada kg de queso fresco, se deja 1 hora en la salmuera (más o menos según el gusto).

Prepararemos una solución de agua y sal gruesa, 200 gr de sal y 1 litro de agua más o menos. Si no tenéis como pesar la sal, podéis hacer la solución salina y probar que quede un huevo flotando o una patata pequeña.

El huevo flota cuando la cantidad de sal es la correcta.



Primero pesamos nuestro quesito y calculamos que debe quedarse en la solución salina de 4 a 6 horas por cada kilo de queso. En este caso mi quesito pesaba 250 gr  y como no lo queríamos muy salado, lo hemos dejado en la solución salina, solo 30 minutos. Ha quedado suave de sal. Pero lo que le tocaba era 1 hora.

Aquí también es al gusto. Podéis ir probando. 



Aquí el queso terminado en todo su esplendor.




Aquí hice pruebas de tiempos y de sal. Es increíble lo que cambian la textura y el sabor con unos minutos mas de las o  al ponerle peso en el desuerado.



Os recuerdo que esto no es una clase de quesos, solo estoy enseñando una técnica básica para hacer queso fresco. Hay muchas variaciones de tiempos, cuajos, salados, etc. 

Espero que os guste, que lo hagáis y que me preguntéis si tenéis dudas.

Gracias por leerme.

Rumiana