lunes, 25 de junio de 2018

Tortitas de avena, yogurt y arándanos

Se que mucha gente evita hacer tortitas  por eso de que engordan mucho no solo por la masa sino por todas la cosas deliciosas que les ponemos por arriba. Pues bien, os traigo una propuesta absolutamente irresistible. No solo por su sabor, sino porque contienen una cantidad importante de fibra  soluble y no soluble , además al agregarle los arándanos tenemos un punto de acidez irresistible. Es de mi propia invención, resistiéndome siempre a lo clásico y queriendo siempre añadirle fibra a todas las recetas posibles :) Bueno ahí vamos.

 

Ingredientes para 6 tortitas (2 adultos y 2 niños):

- 1 yogurt natural 125 ml
- 1 cdta de bicarbonato de sodio
- 1 huevo grande
- 200 ml  de leche
- 1/4 cdta de canela
- Unas gotitas de vainilla
- 3 cucharadas grandes de avena en hojuelas
- 1 cucharada de salvado de trigo
- 1 cucharada de salvado de avena
- 1 cucharada de germen de trigo
- 1 cucharada de semillas en linaza
- pizca de sal
- harina de trigo (Integral o normal),  cantidad suficiente.
- un buen puñado de arándanos frescos

Preparación

1.- Agregamos la cucharadita de Bicarbonato al yogurt, mezclamos y dejamos que haga burbujitas.
2.- Mezclamos con las varillas, el yogurt, el huevo, la leche, la vainilla, la sal y la canela.
3.- Comenzamos a agregar poco a poco la avena, el salvado, la linaza, etc. menos la harina.
4.- Una vez obtenida la mezcla anterior comenzamos a agregar harina de trigo hasta lograr la textura deseada. Debe quedar una masa más espesa que las Crepes, como una masa para rebozado. de último los arándanos.





Así queda la mezcla, la fibra y semillas apenas se notan a la vista. Ahora añadimos los arándanos, enteros preferiblemente.


En una sartén bien caliente, agregamos unas gotitas de aceite neutro y distribuimos con una servilleta por toda la sartén.
Ponemos un cucharon de la mezcla en la sartén caliente y distribuimos uniformemente. Cuando comience a hacer burbujitas damos la vuelta. Los arándanos sueles abrirse si son muy grandes.

Por cierto, nosotros las tomamos con sirope de arce y más fruta fresca, pueden ser fresas, arándanos, o frambuesas.

Espero que os gusten.
Rumiana

lunes, 4 de junio de 2018

Pancitos de Espelta para el desayuno... Super fáciles




Para los que no lo sabéis la Espelta es un tipo de trigo... ese del que comían nuestros abuelos y que no ha sido modificado genéricamente, el trigo auténtico.
Suele encontrarse en tiendas de alimentos eco, en herbolarios y en los grandes supermercados en  la sección de alimentos eco. Generalmente la harina de espelta tanto blanca como integral es mucho más cara que la harina normal, pues este trigo se siembra en menor cantidad y además el hecho de ser ecológico también incrementa significativamente su precio.



En fin, podéis usar harina normal, integral, o de espelta, yo he utilizado solamente harina de espelta integral. El resto del proceso ha sido exactamente igual que si trabajara con una harina de trigo común.

Vale vamos con la receta.

Ingredientes 

Para 12 pancitos

Harina tamizada 500 gr.
Sal fina 6 gr
Mantequilla a temperatura ambiente 50 gr.
Azúcar blanca 25 gr (yo he puesto morena)
Leche en polvo 25 gr.
Agua 300 cc
Levadura fresca 12 gr.

Preparación

Formamos una corona con la harina y ponemos  todos los ingredientes en el medio, amasamos con las manos tratando de incorporar toda la harina hasta formar una masa suave. Trabajamos unos 7 a 8 minutos hasta obtener una masa elástica. Ponemos en un bowl, cubrimos con papel film y dejamos reposar en un lugar cálido  hasta que doble el volumen.
Una vez levado, pasamos a la mesa apenas enharinada, des gasificamos y separamos  en dos. Cortamos en 6 trozos cada parte de la masa y damos forma redonda con la mano, también se pueden hacer alargados.
Se colocan en la bandeja y se dejan levar nuevamente al doble de su volumen. Luego pintamos con huevo batido y al horno, yo los he adornado con una almendrita.
Se horneas a 180 grados hasta que estén doraditos.

Listo a merendar y a desayunar rico rico.
Hasta la próxima.

Rumiana


sábado, 2 de junio de 2018

Pan Trenzado con Semillas de Amapola

Vale, lo confieso, es uno de nuestros panes favoritos en casa y cuando lo hago difícilmente dura más de dos días. Aparte de tomarlo en el desayuno, muchas veces los niños se hacen una tostada para merendar y hasta para cenar, así que más versátil imposible.

En cuanto a las semillas, creo que lo hacen más divertido... lejos de añadirle algún sabor marcado en particular, le dan un crujientito maravilloso.




Pan Trenzado con Semillas de Amapola


Ingredientes:

225 gr de harina de fuerza
1 cucharadita de sal
2 cucharadas de azúcar blanca
12 gr de levadura fresca
150 ml de agua
30 ml de leche entera
2 cucharadas de aceite vegetal, yo utilizo Aceite de Oliva Vírgen Extra
1/4 de taza de semillas de amapola

Para antes de meter al horno
1 yema de huevo
1 cda de azúcar moreno
1 cucharada de leche
semillas de amapola para espolvorear

Preparación
Tamizar juntos, la harina, la sal, el azúcar y desmenuzar la levadura con la mano. Hacer un hueco en el centro y añadir la leche, el agua y el aceite. Amasar hasta formar una masa suave. Dejar reposar en un sitio cálido 1 hora.Puede ser dentro del horno (con el horno apagado) y con un pañito por encima. Una vez pasada la hora, amasar para sacar el aire y espolvorear por encima las semillas de amapola, amasar bien hasta integrar.
Separar la masa en tres, extender y tejer una trenza. Dejar reposar la trenza 1/2 hora.
Aparte mezclar, la yema de huevo, el azúcar y la leche. Pincelar la trenza con esta mezcla y espolvorear más semillas de amapola por encima.
Meter en horno caliente (180 grados centígrados) con aire y hornear unos 30 minutos. Dejar enfriar muy bien antes de cortar.



Espero que os guste :)

Hasta la próxima

Rumiana