miércoles, 30 de enero de 2019

Quesillo venezolano

Hoy, receta sencilla, super rica y fácil. Tradicional de Venezuela y presente casi en cualquier celebración, el quesillo es una especie de flan pero de textura muchísimo más firme y cremosa, además con unos característicos agujeritos  que le dan un cierto parecido al queso fresco, de ahí su nombre.



El quesillo es de esos postres que siempre puedes tener en la nevera para el día a día y si fuese necesario para una reunión, se puede hacer hasta con 3 días de antelación, se conservará en la nevera perfectamente desmoldado o sin desmoldar.



Ingredientes para un quesillo pequeño: para unas 6 personas 

Si lo queréis mas grande, doblais las cantidades.


- 1 lata de leche condensada de 370 gr
- la misma cantidad de leche entera
- 3 huevos
- unas gotas de extracto de vainilla.
- 1/2 taza de azúcar para caramelizar el molde
- 1 pizca de canela para el azúcar

Utensilios: 

Dos moldes de aluminio de 15 cm y de 22 cm de diámetro respectivamente.

Preparación:


Primero hacemos un caramelo con el azúcar y la pizca de canela. Para ello ponemos el azúcar en un cazo con la canela y le añadimos una cucharadita de agua. Ponemos al fuego sin remover pero sin quitarle el ojo, una vez derretida el azúcar (color transparente), cogemos una cuchara de madera y comenzamos a remover el caramelo hasta que tome el color que queremos. Lo volcamos en un molde de aluminio y cubrimos todo el fondo del molde. Ponemos de lado.

Aparte ponemos en un batidor, la leche, los huevos, la vainilla y la leche condensada, batimos 30 segundos y volcamos en el molde pequeño, sobre el caramelo.





Llenamos el molde grande agua hasta la mitad y ponemos adentro el molde pequeño, una especia de baño María. Metemos en el horno a 175 grados centígrados por aproximadamente 40 minutos o hasta que cuaje. No debe quedar duro en el horno, simplemente cuajado. Una vez hecho, se saca del horno, de deja enfriar completemente y se guarda en la nevera unas 12 horas. Para desmoldar, se le pasa un cuchillo por los bordes y se voltea en un plato con cuidado.





Espero que os guste y gracias por leerme.

Rumiana



No hay comentarios:

Publicar un comentario